Mi chupete. Mi oso. Mi cuento

mi chupeteEl espacio compartido con nuestros hijos a la hora de contarles un cuento trasciende las ventajas que habitualmente asociamos con la lectura (alfabetizarlos tempranamente, mejorar su vocabulario, etc.). Más bien, sus bondades se extienden hacia aspectos vinculares y afectivos que son, en definitiva, los que los harán lectores de por vida.

Cuando nuestros niños se enamoran de una historia, leída o narrada, están sentando la piedra fundamental de su hábito lector.

Una y otra vez, los chicos pedirán que el mismo cuento los acompañe en el ritual previo al sueño.

-¿Otra vez el mismo? – Preguntará la mamá con inquietud. Si junto al chupete y al oso compañero de andanzas, los chicos piden el mismo cuento cada noche, seguramente han encontrado en esa historia una grieta por la que escabullirse y transitar sus propios miedos, angustias o alegrías.

Es sano que así suceda y es bueno que los papás estemos siempre dispuestos a permitirles la experiencia, contándoles el mismo cuento tantas veces como lo pidan. Esa historia de la que los chicos se “enamoran”, tiene una cercanía afectiva con ellos. Hay algo en el cuento que necesitan escuchar, imaginar y experimentar para crecer, para sentirse más seguros y felices. Este sentido de pertenencia en torno al libro deberá ser respetado por el adulto, sin invadir la intimidad del acto lector.

No es necesario preguntarle porqué le gusta este cuento más que otros. Sólo darle libre acceso a él y si somos buenos observadores, no será difícil descubrir las razones. Seguramente esta historia se acerca a su propia realidad.

Cabe la recomendación de atesorar este cuento para siempre, entre los recuerdos más preciados del niño, ya que constituye un hito en su historia lectora y personal.

Por último, quisiera plantearles un interrogante que servirá para vivenciar mejor la relación afectiva entre el lector y el texto.

Les proponemos enviar a nuestro mail info@abracadabrarevista.com.ar los títulos de libros que recuerdan de su infancia y cómo fue la experiencia de lectura que los acercó a ellos.  Estaremos a la espera de sus respuestas.

 

 

Silvina Del Pópolo

Prof. de Lengua y Literatura Inglesa

Especialista en Literatura Infantil